jueves, 30 de agosto de 2007

Rosa Díez, hasta nunca


El invento de partido con Rosa Díez y algunos otros tránsfugas del PSOE vasco nace con la hipoteca que representa traicionar al propio partido, a sus votantes y a las ideas que esta señora decía defender.

El futuro de ese partidito es el mismo que el de Ciutadans: la ausencia de apoyo social y la más absoluta mediocridad electoral. Dentro de un tiempo el PP tendrá que hacerse cargo de las facturas y recoger a los náufragos, como sucederá con Ciutadans probablemente antes de las generales de marzo. Ya ocurrió así anteriormente con García Damborenea y su famoso abrazo con Aznar en el mitin de Zaragoza, luego que el PP se hiciera cargo de pagar las deudas generadas por aquella Democracia Socialista de "Ramborenea" que tuvo tan corta vida.

Lo más divertido del asunto es que el invento de la Díez y compañía sólo perjudicará al PP caso de que se presenten a las elecciones generales próximas, tal como ya ocurrió con Ciutadans en las autonómicas y municipales últimas (por eso les han sacado de la circulación, reventando el partido desde dentro), donde los pocos votos que obtuvieron se los rebañaron a los "populares". Aunque tampoco es descartable que esa gente acabe integrándose directamente en las listas del PP como "independientes". Al cabo, ya son perros de la misma jauría y sirven a los mismos amos.

2 comentarios:

Marian dijo...

¡Hay que ver la ternura con la que se miran las dos en la foto!.
No hay duda de que se comprenden y estan en la misma onda.
¡Ya era hora de que se largara! y la muy hipócrita dice que es mas socialista que los del PSOE y por eso se va.
El inconsciente Rajoy contentísimo. Su soberbia y su odio por Zapatero no le dejan ver que le va a quitar la mitad de los votos, todos los de Basta Ya son votos mermados al PP. Fantastico.
Y al final, como dices, tendrá el PP que acogerles en su seno y pagar sus deudas. Bien empleado.

Editor dijo...

Efectivamente, al final el PP tendrá que recoger los trozos y pagar la cuenta, y ello después de que haya sido el perjudicado electoral por el lanzamiento del invento. A eso mi abuela le llamaba "hacer un pan como unas hostias".

Según cuenta El País hoy, el 80% de los votantes de Ciutadans -espejo donde se mira el nuevo partido- provienen del PP, y se estima que ocurra algo semejante con el partido de Rosa Díez y compañía.

Los nervios pues, para los "genoveses".