jueves, 31 de mayo de 2007

¿Que viene la loba!


Tanto quejarnos de que Bush no quiere recibir a Zapatero, y resulta que nos envía a su mano derecha (o al revés, que tratándose de la Administración nosteamericana uno no sabe nunca bien quién mueve los hilos y quién es la marioneta). ¡Cuánto honor que la jefa de los pretorianos se digne visitar esta lejana y secundaria provincia del Imperio!.

En cualquier caso, mañana llega a Madrid Condoleezza Rice, y antes de aterrizar ya ha enseñado sus perfectos y afilados caninos de loba. Le reprocha al gobierno español doña Condoleezza su posición respecto a Cuba, o mejor dicho, respecto al régimen cubano y las posibilidades de diálogo con él. Mejor así. Peor sería que nos alabara una política de presión salvaje sobre el régimen castrista o en cualquier otro asunto, como las que ejercía la diplomacia española en tiempos de aquél mindundi vallisoletano al que el Emperador permitía poner sus cortas patitas sobre una mesilla del imperial palacio.

Realmente, nadie sabe a ciencia cierta a qué viene a Madrid la señora Rice. De todos modos seguro que ella despejará las dudas enseguida, haciendo gala de paso de su proverbial arrogancia y mala educación. Esta empleada de las compañías petroleras norteamericanas -a las que representa en un gobierno formado por una coalición de las grandes corporaciones, que son quienes realmente manejan USA- si alguna virtud tiene es la de la claridad a la hora de transmitir sus mensajes. A Madrid viene a leerle la cartilla a Zapatero, eso es obvio.

Ojalá el presidente español no se achante, y la reciba desde la dignidad y el orgullo que da el haber llegado al Gobierno aupado por los millones de votos de hombres y mujeres libres que dijeron no a la guerra y no al Imperio.

2 comentarios:

Marian dijo...

No se si te ha llegado mi comentario, ya que se quedó mi ordenata estancado y tuve que cerrarlo.
Muy buen artículo, como son todos los tuyos.
Te decia que creo que nuestro Pres. ha sabido mantener el tipo y no se ha rebajado, como el fantoche que tuvimos, para nuestra desgracia, anteriormente.

Editor dijo...

Gracias, Marian.

No he oído a Zapatero, pero este mediodía sí he oído a Moratinos y no me ha gustado nada.

Él ministro español de Exteriores parecía enfadado porque doña Condoleezza habría dicho que España "dialoga poco" con la oposición cubana. Moratinos casi se atragantaba explicando lo mucho que dialoga él con los señores opositores cubanos y que España es de largo el país que más dialoga con ellos. La verdad es que el ministro ha estado bastante penoso intentando demostrar que a "dialogadores" con la oposición cubana, no nos gana nadie.

Un día de estos tengo que escribir un post sobre esa gente, la "oposición en el interior" al régimen cubano.

Un anticipo: dicen en Cuba que todos estos individuos o bien trabajan para la policía secreta cubana (la inmensa mayoría), o bien para la CIA, y que en algunos casos lo hacen para los dos amos a la vez.