martes, 17 de marzo de 2009

¿Y quién protege a los niños de la Iglesia católica?

Una nueva y feroz campaña de la Iglesia católica española, sostenida por un despliegue de medios publicitarios inusitados en una institución que dice hacer bandera de la "pobreza evengélica", ha tomado por asalto este país. En ella se usa torticeramente la imagen de un menor, a quien se pone en paralelo con una cría de lince para reclamar protección de la vida del niño, al que se dice menos protegido por los poderes públicos en España que los animales o plantas en peligro de extinción.

Una vez más, el cinismo de esta gentuza rebasa cualquier límite. Y es que además de mentir como bellacos a sabiendas, resulta que están transfiriendo responsabilidades a otros. Porque si de alguien hay que proteger a los niños es precisamente de la legión de curas católicos, esos supuestos "castrati" voluntarios, que corretean tras ellos con ánimo no precisamente educativo. En EEUU ya son decenas las sentencias de tribunales contra curas católicos en casos de pederastia, la mayoría de los cuales acostumbran a ser encubiertos y protegidos por sus superiores jerárquicos. El 16 de julio de 2007, el diario argentino Clarín publicaba que sólo en la archidiócesis de Los Angeles, la Iglesia católica tendría que pagar 660 millones de dólares para indemnizar 500 casos de abusos sexuales cometidos por 200 sacerdotes. Se calculaba entonces que ya se habían pagado 1.500 millones de dólares en todo el país por ese mismo concepto.

El escándalo es de tal magnitud, que según Clarín 5 diócesis norteamericanas se habían declarado en bancarrota y otras muchas estaban vendiendo su patrimonio para hacer frente a las multumillonarias indemnizaciones que deben abonar a sus víctimas. la imagen pública de la Iglesia católica norteamericana está tan deteriorada, que en un reciente episodio de la serie Los Simpsons aparece este letrero en la entrada de la iglesia de Springfield: "traigan a sus niños, somos presbiterianos".

En España, naturalmente, no hay caso. Aquí a la Iglesia ni se le piden cuentas ni se denuncian sus abusos, bien conocidos por cualquiera que haya estudiado en un centro religioso especialmente en los años del franquismo.

Por si todo esto fuera poco el uso que se hace de la imagen de un menor en el cartel de la Iglesia católica española resultaría (presuntamente, faltaría más) delictivo, según el art. 4º de la ley de Protección del Menor, que dice textualmente:

II. PRESENCIA DE MENORES EN LA PUBLICIDAD
2. La utilización de la imagen de menores en la publicidad.- Prohibición de cualquier utilización de la imagen del menor “que pueda implicar menosprecio de su honra o reputación, o que sea contraria a sus intereses,incluso si consta el consentimiento del menor o sus representantes legales”(art. 4 Ley de Protección del Menor).

Es evidente que el anuncio de la campaña de la clerigalla española contra la interrupción legal de embarazos no deseados incurre flagrantemente en el supuesto contemplado en ese artículo, ya que:

1) La imagen del niño sirve a propósitos contrarios a la defensa de sus intereses, que son los de un niño deseado y querido por sus padres y no los del ultranatalismo sin control defendido por la Iglesia.

2) Hay evidente menosprecio de la reputación de los niños, cuyos supuestos defensores les equiparan incluso gráficamente con cachorros de animales.
Pero Spain is different, y la Iglesia católica tiene aquí derecho de pernada y de toqueteo. Por ahora.

La ilustración de este post pertenece al blog El tenderete de Sara Guisado.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Si en España se hubiera denunciado como en EE.UU. y se pagara por ello, se quedaria la iglesia en la miseria mas absoluta.

Estos repugnantes hipócritas siempre hablando en contra del sexo y están obsesionados por él.

Efectivamente Joaquim todos los que hemos estado con curas y monjas lo sabemos bien. Yo personalmente tendria tres enormes quejas. Una de ellas el confesor que me mandó ir a la sacristia para darme clases de religión particulares, dado que yo era muy "lista".
¡Que luego me venga a hablar esta gentuza de lo maravilloso que es la castidad!

Y el papa, ahora irá a predicar a los africanos el uso de la continencia en lugar del preservativo.

¡QUE ASCO ME DAN!

Marian

Editor dijo...

Pero en cambio el Vaticano autoriza a abortar a las monjas violadas en África:

http://www.mujeresaloeste.org.ar/aborto/m27-5.html

Un saludo.

Editor dijo...

Un artículo impresionante sobre el asunto de las violaciones masivas de monjas por curas ¡en 23 países!, y el modo en que recurren al aborto clandestino cuando les interesa:

http://www.7dias.com.do/app/article.aspx?id=9433