viernes, 20 de marzo de 2009

Apalear inmigrantes en España también sale gratis


El juzgado de lo penal número 6 de Barcelona ha condenado a Francesc Xavier Martín a ocho meses de prisión y a indemnizar con 6.000 euros a una menor ecuatoriana a la que vejó, insultó y golpeó con saña en un vagón de los Ferrocarriles de la Generalitat en octubre de 2007. La sentencia le impone asimismo una multa de 360 euros por "daños morales".

Una sentencia escandalosa pues, otra más en una larga cadena de despropósitos judiciales en España. En realidad, el machote no tendrá ni siquiera que ingresar en la cárcel al ser su primera condena y la pena impuesta inferior a dos años. El negocio le ha salido redondo al tipo, ya que desde que ocurrieron los hechos se ha hartado de dar entrevistas “exclusivas” en su bar favorito a los programas del bajo vientre de las televisiones privadas españolas. No se extrañen si de aquí a nada ven al niñato de marras inaugurando discotecas y posando feliz junto a los “triunfitos” y “grandes hermanos” del momento.

Total, un incentivo más para tanto descerebrado como anda suelto: impunidad, dinero y famoseo. Así pues apalear inmigrantes en España, sobre todo si son mujeres, es un verdadero chollo; uno más, como matar homosexuales o montar redes de corrupción político-empresariales.

No sé, se me ocurre que tal vez la forma de solucionar este asunto fuera que la familia de la chica le hiciera una visita al caballero en cuestión portando bates de béisbol, y no precisamente para invitarle a jugar unas carreras. Total, si abofetear y darle una patada en la cara a alguien sale gratis judicialmente hablando, como ha sido el caso, repasarle el lomo al machito en cuestión con un bate de béisbol tal vez sume puntos para el carnet de conducir.

Pero uno confía en la justicia, o al menos eso es lo que cree debe decir en público, aunque en ocasiones como esta le cueste aguantarse la sensación de asco.

2 comentarios:

Juan dijo...

El crimen de los dos chicos gays de Vigo, el atentado racista, el alejamiento del Prestige... hay tantas cosas que sale gratis en este país que no entiendo cómo dicen que hay crisis.

Editor dijo...

...pero por robar media barra de pan le piden año y medio de cárcel a un mendigo, en Barcelona.

Justicia de clase, le llamaban a esto en tiempos.