viernes, 23 de febrero de 2007

23-F, Memoria de un golpe de Estado fracasado

Hoy hace 26 años que fracasó el golpe de Estado cívico-militar que intentó asesinar a la entonces naciente democracia española.

Casi tres décadas después, seguimos sin conocer oficialmente los nombres de los implicados en la extensísima trama civil del golpe, aunque todo el mundo que maneja una mínima información conoce un buen puñado de ellos.

En esa trama civil estaban implicados importantes personajes de la patronal empresarial, de las instituciones financieras, de los medios de comunicación, de la jerarquía de la Iglesia Católica española y de otros sectores clave de la "sociedad civil" de derechas. En sus memorias Alfonso Guerra alude directamente, entre otros personajes, a los sucesivos presidentes de la CEOE, Ferrer Salat y Cuevas.

Para vergüenza y escarnio de la democracia, el único civil condenado, a la irrisoria pena de dos años de cárcel, fue Juan García Carrés, antiguo jefe de pistoleros del Sindicato Único del Transporte franquista. Buena parte de aquella trama civil hoy apoya, se identifica, financia o milita directamente en el Partido Popular.

Y algunos de los guardias civiles asaltantes que huyeron por la ventana llevándose la caja registradora del bar del Congreso -según explica el periodista Miguel Angel Aguilar-, han llegado a mandos de la Benemérita institución.

2 comentarios:

Manuel Cendán dijo...

Sí, y lo cierto que hoy sus herederos del PP, hace tiempo que abandonaron las formas democráticas. La política que desarrollan es puro golpismo y por si fuera poco, pretenden reescribir la Historia española de los últimos 30 años.
...pero, ni olvidamos ni perdonamos.

Joaquim dijo...

Vuelven donde solían, Manuel, antes simplemente disimulaban. Ocurre que están exasperados por volver al poder.

Salvando las distancias, que tampoco son muchas, algo así les ocurre aquí en Catalunya a los de CiU, los nacionalistas catalanes de derechas.