lunes, 29 de septiembre de 2008

Y ahora, toca incendiar Siria


Quienes siguen este blog recordarán que hace unas fechas les comentaba acerca de algunas experiencias vividas durante mis recientes vacaciones en Siria y Jordania. También, de la tranquilidad reinante en el territorio sirio y del escepticismo de muchos de sus habitantes en relación con el llamado terrorismo islamista, sus orígenes y sus fines.

Un atentado terrorista en la carretera que une Damasco con su aeropuerto internacional -por la que transité aún no hace dos meses-, ha causado 17 muertos en una zona poblada por chiíes. El efecto buscado está claro: desestabilizar el complejo equilibrio en el que se basa la convivencia entre las minorías sirias, atacando frontalmente a una de las más castigadas en todas partes, y por tanto, más fácilmente provocables. Nadie ha reivindicado el atentado y seguramente nadie lo hará, o acaso se lo adjudique alguno de esos grupos fantasmas que supuestamente aparecen y desaparecen en la órbita de la mítica Al Qaeda.

"¿Quién quiere que la epidemia terrorista se extienda a Siria?", se pregunta El País en su editorial de hoy. Siria es según este diario "un actor esencial para el equilibrio en la zona". ¿A quién puede beneficiar extender el caos en la región, y de paso tumbar a un régimen incluido en el Eje del Mal? Evidentemente, a los mismos estrategas de la intervención en Irak y el posible ataque a Irán. Siria es un país que cuenta con un régimen árabe laico, sólido y asentado, que se halla negociando una paz estable con Israel y que mantiene un trato preferente con la Unión Europea a través de Francia, antigua metrópoli y hoy su principal avalista occidental.

En septiembre pasado el presidente francés visitó Siria. "Viaje al Eje del Mal. La visita de Sarkozy rehabilita al régimen sirio, titulaba El Periódico de Catalunya el 5-9-2008. La versión en español del Diario del Pueblo chino del 3-9-2008 titulaba por su parte: "Visita de Sarkozy formalizará lazos al más alto nivel" y "visita histórica desde Occidente". El servicio de noticias de Yahoo para América Latina decía a su llegada a Damasco que "Siria recibe hoy al presidente francés, Nicolás Sarkozy, con el objetivo de sellar la normalización de sus relaciones con París y negociar acuerdos comerciales que les permitan modernizar sus infraestructuras, según fuentes sirias". En definitiva, el régimen sirio confiaba a la UE vía Francia "la modernización de sus arcaicas estructuras".

Obviamente, no hay que ser muy listo para descubrir a los "autores intelectuales" del bombazo en Damasco, y de los que probablemente le seguirán. ¿Quién puede estar interesado en hacer fracasar todas esas expectativas?.

1 comentario:

Marian dijo...

El imperialismo yanqui.
El repugnante Bus no quiere irse dejando tranquilo a nadie.