miércoles, 16 de enero de 2008

Pizarro el Conquistador


Que Manuel Pizarro se destape como mano derecha de Rajoy “para asuntos económicos”, es la mejor noticia de lo que llevamos de año. El PP se quita definitivamente la careta, y muestra su verdadero rostro: el de una extrema derecha rapaz, políticamente reaccionaria y casposa y económicamente instalada en la defensa del capitalismo más salvaje y especulador. Si esto no moviliza a quienes se dicen de izquierdas y pensaban abstenerse, nos habremos merecido que entreguen la vigilancia del corral a la madre de todas las zorras.

Porque Pizarro no es un chorizo de derechas cualquiera. Manuel Pizarro es el adalid máximo de una concepción vampírica del capitalismo: ya no se trata sólo de chuparles las plusvalías e incluso la sangre (destrucción de la sanidad pública) a los trabajadores y a las clases populares, sino de sacarle hasta el tuétano de los huesos al sistema mediante la perfección de ese tocomocho alumbrado por la “ingeniería financiera” que se ha dado en llamar la “nueva economía”, mediante el cual las manos que mecen el “mercado” provocan subibajas de las bolsas, descapitalizaciones y almoneda de empresas (Sintel), apreciaciones meteóricas de valores que son humo (Terra), ventas comisionadas a empresas extranjeras de patrimonio nacional privatizado (Endesa), etc etc.

En todos esos hiperchanchullos Pizarro es un maestro de maestros, además de hombre de plena confianza de Génova desde los tiempos de Aznar. Por ello, que Manuel Pizarro se fuera de Endesa llevándose 12 millones de euros en concepto de indemnización autootorgada más las plusvalías conseguidas tras la sobrevaloración de sus acciones en la compañía, es pecata minuta comparado con lo que éste personaje puede hacerle a la economía española, a la macro y a la micro.

En definitiva, tipos como Pizarro se mueven en la “economía virtual”, pero el dinero que pillan sale de la “economía real”; es decir, lo sacan de nuestros bolsillos.

2 comentarios:

Marian dijo...

Si despues de esta nueva muestra de feroz capitalismo y ansias de acumular en pocas manos todo el dinero que se les pueda sacar a los españoles, la izquierda no va en masa a votar, es que somos unos auténticos imbéciles sin remedio.

Editor dijo...

Parece que algo se está empezando a mover en ese sentido.... Veremos.