viernes, 14 de noviembre de 2008

Aznar, profesor universitario


Salta hoy la noticia a los medios de que los sucesivos gobiernos de José María Aznar pagaron 1,2 millones de euros desde 2001, para comprarle al ex presidente español la condición de "profesor invitado" en la universidad norteamericana de Georgetown. Cerrado el grifo por el actual gobierno socialista español, el Ayuntamiento de Madrid -del que como nos recuerda el periodista Manolo Saco en su blog, es teniente de alcalde la mujer de Aznar- ha pagado 70.000 euros por patrocinar al equipo amateur de baloncesto de la universidad; un modo como otro cualquiera de blanquear un pago para que Georgetown siga "invitando" a Aznar a dar conferencias allí.

Bueno, ¿y qué otra cosa puede esperarse de un ser tan mezquino y acomplejado como José María Aznar López?. Que Aznar haya comprado su condición de presunto profesor no es nada raro, teniendo en cuenta el personaje. Que pague incluso porque “le inviten” a dar conferencias, entra en lo previsible en él. Cosas peores ha hecho. En cuanto a Georgetown… Así se financian las “prestigiosas” universidades privadas norteamericanas: satisfaciendo el ego de tipos como Aznar, gente que no tiene escrúpulo alguno no ya en usar su dinero para fabricarse un currículum “docente”, sino que es capaz de echar mano de fondos públicos sin tener escrúpulo de conciencia alguno.

En fin, recordemos que Aznar fue capaz de usar dos millones de euros para sobornar lobbies del Congreso norteamericano mendigándoles un cacho de metal redondo a cambio, expresión de un "reconocimiento" que ni siquiera el Congreso mangoneado por George Bush estaba dispuesto a otorgarle. En comparación, esta nueva trapacería es casi una nimiedad.

Todo eso, en castellano, se llama simplemente corrupción, y la fiscalia correspondiente debería pedirles cuentas a Aznar y a Gallardón por, como mínimo, malversación de fondos públicos. A ver si hay suerte. Recuerden que a Al Capone le metieron en la cárcel por no pagar impuestos.

Anda que si al final Aznar acaba en la trena no por la foto de las Azores y sus consecuencias, sino por untar con dinero público a una universidad yanqui para que le fabrique un currículum…

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Seria estupendo, aunque hay tantos motivos para que se le metiera en la carcel tanto a él como a su amigo bus...
Vaya gentuza que no sabe dar importancia mas que a la apariencia y encima con nuesto dinero.

Marian

Juan dijo...

No me lo puedo creer, mi profesor favorito es un fraude. De todas maneras seguiré escuchándole y leyéndole, sus aportaciones a la humanidad son impagables. Habrá un antes y un después de su paso por Georgetown.

Editor dijo...

La gracia del asunto está precisamente en cómo el caballero de marras se ha fabricado una fachada de respetabilidad académica con cargo al dinero de todos nosotros, vía presupuestos de diferentes Administraciones Públicas, Marian. Además de un chorizo compulsivo, Aznar ha resultado ser un individuo dominado por un profundo complejo de inferioridad intelectual. En resumen, un tipo patético donde los haya.

Y en fin, seguramente, como dice Juan, "habrá un antes y un después del paso de Aznar por Georgetown". Sobre todo para la tesorería de la universidad, ahí sí le añorarán, fijo...

Algún día les contaré como este tipo se sacó las oposiciones a inspector de Hacienda.

Anónimo dijo...

si si, cuéntanos como se sacó las oposiciones a hacienda, debe ser algo de lo mas intelectual y de gran esfuerzo.

Marian

Juan dijo...

La historia de las oposiciones del profesor de Georgetown que sea más pronto que tarde. Estamos ansiosos.

Juan dijo...

Perdona que te bombardee con otro comentario. Ahora me explico el porqué todos los veranos hacía público los libros que se llevaba a Oropesa para leer, y porqué Sánchez Dragó lo invitaba a su ¿"programa literario"?, y porqué Gustavo Bueno, el filósofo de la pena capital y el pensamiento Alicia, se esforzaba en descubrir la talla intelectual del interfecto. Me lo has dejado muy claro: "su complejo de inferioridad intelectual". Pobres niños ricos que compran sus títulos.

Editor dijo...

Lo de las oposiciones de Aznar lo contaré pronto. Tampoco es ningún secreto de Estado, ni mucho menos.

En cuanto al pago por "invitaciones" a dar conferencias, entrevistas o lo que se tercie, recordad que hace un año o dos se publicó en la prensa latinoamericana y en algún medio de aquí que enviados de Aznar intentaron "contratar" una entrevista para su jefe en un diario argentino.

Anónimo dijo...

Aznar es verdaderamente un tipejo mezquino, necio y odioso.