jueves, 10 de abril de 2008

Rosa de España, esperanza de la extrema derecha


El debut de Rosa Díez como mamporrera parlamentaria del PP ha respondido ciertamente a las expectativas creadas.

Como Mariano Rajoy tiene que ponerse de nuevo el disfraz de centrista (pobre hombre, lo van a marear con tanto llevarlo del centro a la extrema derecha y de la extrema derecha al centro), la Díez ha venido a cubrir el flanco parlamentario descubierto por allá donde queda eso de "España es una unidad de destino en lo universal" y resto de aportaciones joseantonianas al acervo ideológico de la derecha extrema/extrema derecha española.

Y hay que reconocer que la tipa lo hace a la perfección. En su boca el "España se rompe" adquiere unas calidades entre la quejumbrosa nostalgia de tiempos mejores y la decisión enérgica del "esto(el que España se rompa) lo arreglo yo con cuatro puntadas bien dadas", que dá gloria oírla.

En fin, que no sé yo si a estas alturas queda alguien a quien pueda engañar esta palanganera vocacional, continuadora de la saga de los García Damborenea, Cristina Alberdi, Gotzone Mora y otros Judas por interés y despecho, pero de verdad que la mujer se está trabajando a conciencia un puesto en el grupo parlamentario del PP, que es adonde irá a parar en cuanto tenga que cerrar el chiringuito que se ha montado y alguien deba hacerse cargo de las deudas y de paso, obviamente, asegurarle a Rosa de España un sueldo parlamentario para que pueda seguir viviendo de la política.

2 comentarios:

Marian dijo...

La tipa es repugnante y punto.
Disfrazada con un bonito y juvenil vestido como para con candidez, poder decir estupideces y barbaridades. No tengo mas remedio que ocuparme de su indumentaria (cosa nada común en mi)pero es que estoy segura de que fué muy meditada, queriendo causar la mejor impresión para poder ser de lo mas desleal y ser perdonada, pues ya se sabe que habiendo muchos hombres en la cámara, sobre todo a los del PP, su cuidada presencia les seria muy grata.

Zapatero la contestó muy bien.

Editor dijo...

Yo creo que ella es consciente de su papel, y que va a jugarlo a fondo. Sabe a favor de quién actúa, y lo asume.

Rosa Díez no es ninguna ingenua. Su sueño hoy sería destruir al PSOE y sobre todo, a Zapatero. Nunca les perdonó ni al uno ni al otro su fracaso en el Congreso socialista del año 2OOO.