miércoles, 9 de abril de 2008

De fuegos y ardores olímpicos en torno al Tíbet y China


El profesor Ramón Cotarelo ha subido un post a su blog (el enlace a éste lo encontrarán en la barra vertical de la derecha, apartado "Voces"), con el que lamentablemente tengo que discrepar de modo radical en algunas de sus afirmaciones. El post de Cotarelo hace referencia a esta ceremonia de la confusión que se ha desatado en todo el mundo, aunque especialmente en Europa y EEUU, con motivo del paso por varias ciudades de la llama con el fuego olímpico que teóricamente arderá en Pekín durante los Juegos Olímpicos de este verano.

Mi discrepancia fundamental radica en que, efectivamente, contra la opinión de Ramón y como está probado hasta la saciedad, Tibet era hasta la anexión a China (años cincuenta del pasado siglo) una teocracia feudal en la que los campesinos eran propiedad de los monasterios y la vida de un siervo valía menos que la de un animal de trabajo.

Lejos de mí defender el maoísmo y menos todavía el corrupto y brutal "mix" de comunismo y capitalismo hoy "realmente existente" -como decía, con cierta suficiencia de intelectual orgánico psuquero, Manuel Vázquez Montalbán- en la antaño llamada China Popular, pero sí es cierto que la ocupación china supuso la entrada de Tíbet en el siglo XX, del mismo modo que la ocupación soviética de Afganistán sacó a ése país del feudalismo medieval (aunque luego viniera lo que todos ya sabemos).

Discrepo también con el profesor Cotarelo en relación con el asunto de las campañas "proTíbet", que desde hace medio siglo sí organiza la CIA y algún que otro servicio secreto menos nombrado, aunque mi admirado Ramón sostenga contra toda evidencia que no es así. Lo que no significa en absoluto que todos quienes se manifiestan por la "libertad del Tíbet" sean agentes de la CIA, ni mucho menos; entre ellos seguro que hay un porcentaje de personas de buena voluntad y -átenme esa mosca por el rabo- un buen puñado de agitadores a sueldo de los servicios secretos chinos, al modo como en Cuba se dice que en la llamada "oposición interior" quien no trabaja para la CIA trabaja para el G-2 cubano, y algunos cobran de ambos servicios a la vez.

En cuanto a "Su Santidad" el Dalai Lama, debo recordar que este caballero estuvo en nómina del gobierno chino durante años, gobernando una especie de régimen autónomo, hasta que una rebelión no autorizada por él -¿quizá propiciada por los propios chinos?- le obligó a huir a la India. A mí este tipo me parece un indeseable y un farsante.

Y en fin, respecto a los shows que viene organizando Reporteros Sin Fronteras (RSF) al paso de la antorcha olímpica que va a China, yo les animaría a repetirlos cada cuatro años, cada vez que se produzca una de estas ceremonias, porque no hay país en el mundo -ninguno, Ramón- que no merezca un buen boicot internacional. ¿Veremos a RSF en 2012 boicotear el paso de la llama olímpica porque el país (Gran Bretaña) y la ciudad (Londres) donde se celebrarán siguen (y seguirán probablemente) con la mierda de la guerra de Irak hasta las cejas, y violando los derechos civiles de sus propios ciudadanos con una "legislación antiterrorista" calcada de la terrorista Patriot Act norteamericana? Lo dudo mucho.

6 comentarios:

Marian dijo...

Bueno, bueno. Me alegro mucho de leer tu artículo, pues yo tampoco estaba de acuerdo completamente con mi gran amigo.
Precisamente en su primer post sobre este asunto yo le comenté que el Dalai Lama me repugnaba bastante. Y ayer, aunque no puse mi nombre en el comentario porque se me escapó del ordenata antes, cosa que me ocurre con frecuencia, le decia, que para el Tibet, no deseaba ni la tirania china, ni la espantosa tirania religiosa del Dalai Lama.
Y efectivamente, me parece este "jefe espiritual" un cínico y un caradura de primer orden.

Quiero decirte que he leido "Otoño y otras luces" de Angel Gonzalez, recomendado por ti, y me ha parecido un magnífico poeta, con una sensibilidad a flor de piel y cercano a los problemas de todos, que él sabe exponer con sencillez, claridad, mucho amor y una dulce tristeza.
Gracias
Un abrazo

Editor dijo...

Este post se originó en un comentario que dejé ayer en "Palinuro", el blog de Cotarelo, y que sorprendentemente, no ha aparecido publicado.

Digo sorprendentemente, porque en ocasiones Ramón ha publicado comentarios en los que le ponían a caer de un burro, cosa que yo obviamente no hacía, como se puede comprobar en mi post. En fin, cosas que pasan.

Me alegro que te haya gustado el libro de González, para mí es el más machadiano de los suyos. Qué lástima que él ya no sea, con la de cosas que podría haber escrito todavía.

Marian dijo...

Ah, pues me sorprende mucho que Ramón no lo haya publicado, porque tu comentario, aunque no estes de acuerdo con él, es de lo mas correcto e inteligente y porque yo se que él estima tus opiniones.
¿Le habrá llegado?
El publicó lo que yo decia, aunque salia anónimo, y era menos correcto que el tuyo.

Editor dijo...

Pues no sé qué debió pasar. Puede que como dices, quizá no le llegara.

Ramón Cotarelo dijo...

Hola a ambos.
Claro que lo publiqué nada más leerlo. Pero, por algun motivo que desconozco, el asuntó se atascó y ni el comentario salió ni se borra el aviso de que me queda un comentario por "moderar". Voy a la sección y el comentario no está.
No entiendo qué pasó y por descontado que no objeto en modo alguno al comentario.
Salud.

Editor dijo...

Aclarado. Gracias, Ramón :)