martes, 23 de octubre de 2007

Sergi Xavier se divierte


El vídeo en el que un tarado mental de 21 años agrede salvajemente y sin mediar palabra previa a una muchacha sentada en un vagón de tren cerca de Barcelona, por el simple motivo de ser ella de piel más oscura que el valentón y sobre todo, por estar sola e indefensa, debería ser de visionado obligatorio en todas nuestras escuelas primarias e institutos de enseñanza media. La acción es tan brutal, tan salvaje y gratuita, que uno se pregunta qué clase de podredumbre debe anidar en el hueco bajo el cráneo de este animal, en ése sitio donde las personas corrientes acostumbran a tener el cerebro.

Ver al tipo arrear golpes a la pobre chica mientras entre patada y puñetazo sigue hablando por su móvil y va y viene chulescamente por el vagón, sobrecoge por lo que supone tener ante los ojos un ejemplo diáfano de trivialización del mal: el modo desenfadado en que esa violencia es ejercida implica que para este individuo golpear a quien no puede defenderse es, ante todo, una actividad divertida. Pegarle a una menor inmigrante es pues una fiesta para ciertos espíritus selectos.

El niñato de marras fue pronto detenido por la Guardia Civil y más rápidamente aún puesto en libertad por el señor juez (con cargos, eso sí; ya sería el colmo que lo hubiera largado tan fresco de buenas a primeras). Dice el valiente que en el momento de perpetrar el ataque "estaba muy borracho, y punto"(sic), añadiendo luego que la culpa era de los periodistas, que se lo inventan todo. Reconoció, eso sí, que "se me ha ido la olla pero mucho"(sic). Como puede verse, un prodigio de ecuanimidad a la hora de juzgar sus propios actos.

Por cierto, el caballerete se llama Sergi Xavier y vive en la Colonia Güell de Santa Coloma de Cervelló; para entendernos, el tipo no da precisamente el perfil social ni ideológico de los muchachos de Ynestrillas y Acebes.

Y es que en Catalunya ya es hora de empezar a deshacer algunos viejos tópicos, como aquél que sostiene que el fascismo local y el racismo matonil son patrimonio exclusivo de la derecha españolista.

7 comentarios:

Marian dijo...

Un tiempecito en la carcel le vendria bien a este inmundo niñato, quizá así se le acabara la chuleria.

Gorka Limotxo dijo...

A mí lo que me parece indignante es que haya desgraciados que estén haciendo chistes sobre este tema:

http://www.cogiendocaracoles.com/2007/10/24/feliz-reencuentro/

Editor dijo...

La banalización de estas conductas es precisamente la demostración más palpable de su aceptación social. Si se producen es precisamente porque hay gente, mucha gente por desgracia, que a posteriori es capaz de reír la supuesta gracia cometida por ese tipejo.

Anónimo dijo...

Otra cosa curiosa de este asunto, es que en Euskal Herria, te graban en video quemando un cajero automatico o un contenedor y automaticamente ingresas en prision los cuatro años de preventiva, si eres culpable 10 años de carcel y si no te aguantas. Y este descerebrado racista concediendo entrevistas en la calle, que si estaba borracho, etc, en fin...

Editor dijo...

Es una cuestión puramente ideológica: para nuestra "extremadamente conservadora" judicatura, zurrar a una inmigrante no tiene comparación con atentar contra la Unidad de la Patria vía kale borroka.

De todos modos, y en el caso del País Vasco, a mí siempre me ha sorprendido lo caro que sale en términos penales quemar cajeros automáticos y lo barato que resulta por contra quemar transportes públicos, sean autobuses o trenes.

Editor dijo...

Por cierto, acabo de ver en El País los apellidos del agresor: Sergi Xavier Martí Martínez.Que se sepa.

Poyato dijo...

Buenas tardes. Lo primero de todo como español que soy y persona me gustaria dar todo mi apoyo a esta muchacha. Y luego propongo hacer una pagina donde todos podamos apoyarla y hacer una recogida de firmas para que este govierno juzgue como debe de ser a estos niñatos. Porque sean imigrantes o españoles o de donde sean todos somos personas y no podemos tratarnos como animales. Y estoy muy indignado con al justicia por este caso y mcuhos mas que ahy en los que encima de ser victimas ellos tambien son los juzgados. el en la calle y encima lo escoltan al salir del bar y ella en su casa encerrada con miedo a salir. Propongo crear una pagina o lo que haga falta para pedir justicia yo no se hacer mucho por internet pero dejo mi email por si alguien esta deacuerdo conmigo y hacemos un grupo. poyatomalaga@hotmail.com