sábado, 20 de octubre de 2007

Sicilia llega a Valencia


El alcalde derechista de un pueblo de Alicante ha sido herido a balazos en su propio garaje. Al parecer el incidente tiene todo el aroma de un ajuste de cuentas, en el que -cómo no- habrían cuestiones urbanísticas de por medio. Todo presuntísimamente claro está, salvo, eso sí, los tres balazos, uno de ellos en la cabeza y otro en la nuca, que le han pegado a la víctima.

El estilo siciliano triunfa pues en el Levante de los míticos Zaplana, Camps y compañía. Donde hay corrupción, hay mafias. En el caldo de la corrupción urbanístico-inmobiliaria valenciana campan las mafias internacionales como Pedro por su casa.

Y las mafias es lo que tienen, que todo lo resuelven a tiros. Presuntamente, faltaría más.

2 comentarios:

Marian dijo...

Presuntamente la derecha siempre quiere quedarse con todo y claro, la gente termina por cabrearse, aunque naturalmente con los balazos no estoy de acuerdo, pero como muy bien dices la mafia trae mafia.

Un abrazo

Editor dijo...

Pues sí, la gente normal no anda por ahí pegándole tiros en la nuca a su alcalde por una discrepancia en el recibo de la contribución municipal o en la cantidad percibida en concepto de indemnización por una expropiación. Vamos,creo yo.