jueves, 3 de julio de 2008

La madre de todas las crisis. O no


¿Y si todo fuera psicosomático?

Es como el tipo al que un día y otro le dicen: “Paco, qué mal color tienes”, hasta que se lo acaba creyendo. Pues eso, que entre todos y por diferentes motivos (ninguno de ellos inocente), nos están intentando convencer de que estamos inmersos en una crisis del copón.

¿Crisis? Claro que sí, la crónica que padece la economía productiva de la locomotora del tren capitalista mundial, EEUU, agravada en los últimos tiempos por el derrumbe de la burbuja de las hipotecas-basura y el cuestionamiento general de la economía virtual. Aquí simplemente, nos tenemos que comer solidariamente la parte de la factura “economía USA en crisis” que los llamados “mercados internacionales” han decidido que nos toca.

Y claro, de todos modos parte de culpa en la presente coyuntura económica española la tiene este Gobierno, por haber decidido darle un meneo al tema del ladrillo mafioso (con perdón por la redundancia). Ya saben la fórmula matemática: a mayor investigación judicial, menores inversiones inmobiliarias. Que el dinero negro es muy cagueta, y suele salir por patas en cuanto empieza a ver “emprendedores” y “políticos amigos” entrando esposados en los juzgados. Ésa es la verdadera crisis económica española.

2 comentarios:

Marian dijo...

Así es, los que han estado forrándose y cada vez mas y mas caros los pisos. Todos sabian que estallaria la burbuja, era de cajón y se comentaba continuamente, pero les importaba un pito mientras siguiesen forrándose, y cuando llegasen las vacas flacas, ya se encargarian de decir que la culpa era del gobierno y que lo que hay que hacer es congelar los salarios y reducir el gasto social. Es decir que lo paguemos todos menos ellos, que para eso son los listos y se han llevado los millones.

Editor dijo...

Pues ahora los "promotores inmobiliarios" piden que el Gobierno les ayude con subvenciones a cargo, cómo no, de los Presupuestos Generales del Estado. Un morro que se lo pisan.