miércoles, 24 de marzo de 2010

El PP sabe que la derrota de ETA es su derrota


No sé si saben ustedes quién es José María Izquierdo y si han leído alguna vez su blog en El País. Si no le conocen hagan los posibles por encontrar sus textos, aunque debo advertirles que su lectura crea adicción. A mí me gusta mucho su blog, pero lo realmente imprescindible de Izquierdo son sus artículos de opinión, que publica en El País al ritmo más o menos de uno cada tres semanas, eso sí a página entera. Son todos para enmarcar.

Izquierdo ha creado un personaje, el ciudadano José K, un trasunto suyo emparentado con el Joseph K de Kafka. El bueno de José K es un español de mediana edad que vive en estado de obnibulación permanente ante lo que tiene que ver, leer y oír un ciudadano de inteligencia corriente y sensibilidad mínimamente progresista y por tanto decente, en este país Corte de los Milagros al que unos llaman España y otros Estado Español. Uno se ríe con José K. y sus reflexiones razonables y razonadas (y por tanto ajenas al modo como se desarrollan las cosas en este estrambótico país), y luego de leerle le entra la temblorina porque, coño, de lo que habla Izquierdo es de la realidad más crudamente realista; así es España, como la cuenta, y así son los cabritos que pacen por aquí y nos defecan encima.

En el blog que escribe en El País, no muy imaginativamente bautizado "El ojo izquierdo", José María Izquierdo suele hacer un seguimiento diario y pormenorizado de las salvajadas que publica la perrera mediática, es decir la agrupación galáctica de medios de comunicación impresos o digitales que braman en nombre de la extrema derecha política y social española. Les juro que leerlo todo junto da miedo, de verdad.

Hoy sin embargo Izquierdo ha dejado de lado la prensa bastarda y nos presenta directamente un asunto tan descarnado y asqueroso, que uno piensa sólo puede darse en España.

La cosa va del vómito que nos largó ayer micrófonos mediante el franquista, miembro del Opus Dei y ex ministro del Interior de Aznar, Jaime Mayor Oreja (recuerden aquella pintada en el País Vasco de sus tiempos de ministro: "A Mayor Oreja, menor cerebro". Dijo el frailuno fascista que “Tengo la certeza de que el Gobierno está negociando con ETA”, y que está convencido de que "los terroristas van a echar una mano al PSOE para que gane las próximas elecciones del 2012". Por si alguien no había entendido de qué hablaba, remató Mayor Oreja "el proyecto de ETA y el de Zapatero no es de adversarios, sino de aliados potenciales, porque los dos buscan lo mismo, una España debilitada”. Todo esto el mismo día en que el presidente Zapatero y Sarkozy asistían en Francia a los funerales del gendarme asesinado por ETA la semana pasada.

Izquierdo viene a decir que esto no es un exabrupto de un tipo al que se le ha calentado la boca o se ha metido en el cuerpo un exceso de pastillas alucinógenas. Es simplemente, recalca, el primer fruto de una orquestada campaña que de aquí a las elecciones generales (¡y faltan todavía dos años!) nos machacará día sí día también con ese mensaje (recuerden a Marshall McLuhan: el medio es el masaje). En la línea de Goebbels, se trata de repetir un millón de veces la misma infamia para que cale en la ciudadanía "como lluvia fina", en afortunada expresión de Aznar acuñada en los años noventa con ocasión de otra campaña semejante de acoso y derribo, la que por fin llevó al PP a La Moncloa en 1996.

¿Por qué la derecha resucita este espantajo? Es más ¿por qué demonios la derecha resucita un cadáver político tan poco ilustre como Mayor Oreja? Obviamente porque la derecha está viendo con horror como ETA hace aguas. ¿Y por qué se lanzan ahora precisamente? Pues porque el asesinato del gendarme francés y la declaración de guerra total contra ETA hecha por Sarkozy, colocan a la derecha española frente a una certeza terrible: aún teniéndolo todo a favor para ganar las elecciones dentro de dos años, si ETA se disuelve o es neutralizada policialmente por los franceses Zapatero volverá a ganar las elecciones, y probablemente el PSOE se asegurará La Moncloa por muchos años.

El PP sabe que la derrota de ETA es su derrota. Por eso han sacado a la arena a su perro más rabioso y mordedor en estos temas: ya saben, el señor del menor cerebro y olor frailuno, el destacado miembro de la Mafia Negra, el fascista sin arrepentir: Jaime Mayor Oreja.

3 comentarios:

Lisístrata dijo...

Ya hicieron lo indecible para que ETA volviera a las andadas en la última tregua que proclamaron, la idea de q se disolvieran en turno socialista les puso bt nerviosos. Ahora harán, están haciendo lo propio. No soportan los laureles en cabezas q no sean las suyas y siempre tuvieron mu mal perder.

Joaquim, me alegro coincidir en afición por la lectura en algunas páginas como la de Saco o la del Señor Izquierdo (abrió su página el mismo día que un amigo abría otra de corte similar pero a nivel provincial en Córdoba, no tiene deperdicio tp) es verdad que leer su magistral resumen te pone los pelos de punta y de paso se agradece, sobretodo para quienes, como yo, seríamos incapaces de digerir algunos textos.

saludos

Sergio dijo...

Concuerdo con el análisis expuesto de cabo a rabo, además los del PP sabe que los efectos de la "crisis" no durarán para siempre por lo que han estado desesperados pidiendo elecciones adelantadas para encontrar a ZP en su peor momento.

Si mejora el panorama económico y ETA es desmontada por la acción conjunta de españoles y franceses las posibilidades del PP de ganar una elección se van al cuerno.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Así es querido Joaquim, la sola idea de que ETA desaparezca con el PSOE en el poder les crispa.
El PP ya sabemos que prefieren mil veces asesinatos, guerras, que a ser posible todos sufran. Todo el mal para el pueblo es bienvenido, que lo paguen, por no tenerlos a ellos en el poder.
¿Y para que quieren el poder?. Para seguir esclavizando unos pocos, ellos, a muchos. Para poder seguir robándonos a todos impunemente, para seguir teniendo a los jueces siempre de su parte.
Son miserables y ruines y debiéramos salir todos a la calle y decirles ¡¡basta!!, pero ningún partido sirve para agrupar a la gente y que terminemos con tanta porqueria.
El PSOE tenia que llevar ante la justicia al bestia de Oreja, pero son tan mansos.....
Lo malo es que lo pagamos todos, ellos, los del PP-fascistas van creciéndose y la porqueria va aumentando.

Salud
Marian