domingo, 4 de julio de 2010

Jazztel, quita de una vez tus sucias manos de mis comunicaciones


Sábado, 3 de julio de 2010.

En contra de mis costumbres, me he conectado a Internet en la mañana de un sábado. Ni recuerdo la última vez que lo hice; quizá fue hace un par de años. Estoy conectado y navegando desde aproximadamente las 11h 30 minutos.

Suena el teléfono fijo. Miro el reloj: son las 13h y 54 minutos. Sé quién llama, naturalmente, porque casi ningún conocido me llama al fijo, y hace ya un rato que estoy esperando esa llamada que sé ha de producirse antes de que me desconecte. Diría que el 90% de llamadas que recibo en este número son suyas o de alguna de sus compinches.

Y efectivamente, resulta ser él. La voz al otro lado del hilo telefónico me llama por mi nombre y apellidos con su acento latinoamericano, su pronunciación untuosa y su soniquete falsamente cordial. Se presenta, como si fuera la primera vez que me hablara. No hace falta, como digo: ya sé que es "David" (o al menos él dice llamarse así); lo sé porque reconozco su voz, no en vano la he oído decenas de veces en el auricular de mi teléfono. Y claro, me llama una vez más para contarme las maravillas de contratar con Jazztel.

Cuelgo el auricular suavemente, sin decir nada. Un minuto después el navegador que tenía abierto deja de funcionar y se cierra el programa de chat que estaba usando. Mi conexión a Internet se ha interrumpido. "David", sea quien sea este esbirro de Jazztel, ha vuelto a hacerlo: ha vuelto a cortar mi conexión a Internet. En fin, es obvio que "David" sabe cuando me conecto (probablemente a través de un troyano en mi PC, elemento que dos antivirus distintos aún no han podido localizar), y de alguna manera puede interrumpir mi conexión a Internet vía línea telefónica cuando le place.

Hace ya no sé cuántas semanas puse este caso en conocimiento de la Asociación de Usuarios de la Comunicación. Ni siquiera me han respondido. El bloqueo de Telefónica, mi proveedor de servicio, a las llamadas provenientes de Jazztel no ha servido para nada, pues es obvio que "David" y su grupo de piratas de las comunicaciones operan desde un domicilio particular o un "call center". Estas cosas no se hacen desde el local de una empresa legalmente registrada, espero.

¿Hasta cuándo seguirá actuando impunemente esta gentuza? ¿Hasta cuándo se le permitirá a Jazztel, que alienta o finge desconocer estas prácticas, continuar operando en el mercado de las telecomunicaciones como si fuera una empresa respetable?.

6 comentarios:

pena dijo...

Todo lo que tocamos los humanos lo corrompemos. Una herramienta magnífica de comunicación se convierte en una pesadilla. Lo siento.

Sergio dijo...

Yo que vos me fijaría si mi Windows tiene habilitadas las características que permiten sea manejado a distancia. Si lo tienes instalado tal y como este se instala, estas herramientas pueden estar activadas y no necesitan troyanos ni nada para "manipular" tu ordenador.

También he de decirte que me resulta extraño que una empresa cualquiera utilice ese tipo de estrategia de castigo, quizás tengas un problema en los filtros que Telefónica provee para el teléfono e internet se corte cuando llaman a tu fijo y esta empresa no tenga ni arte ni parte en ello.

Un abrazo.

TaleQ dijo...

Hace tiempo que tengo tu página en mis favoritos. Te considero alguien que habla corto y rápido dejando las cosas claras y sin rodeos. Es un placer leerte.
Durante años, estuve trabajando para dos grandes empresas de telecomunicaciones, ninguna de las dos era Jazztel, instalando equipos adsl y cable. No quiero aburrirte con los detalles.
El caso es que tengo bastante tiempo libre últimamente y no me importaría echarte una mano a solucionar ese pequeño problema que tienes que Movistar, tu operador creo, debería haber hecho de oficio hace mucho tiempo.
Lo bueno que tiene el solucionar estas cosas por ti mismo es que, aparte de la medalla de blogero, te puedes colgar la de "hacker" también.
P.D: Es cuestión de 5 minutos, creeme.

Joaquim dijo...

Pilar y Sergio, muchas gracias por vuestros comentarios y por vuestra fidelidad.

TaleQ, si me puedes echar una mano en este asunto te lo agradecería enormemente. Por favor, ponte en contacto conmigo en:
memoriaydignidad@hotmail.com

TaleQ dijo...

ya te he enviado un mail

Anónimo dijo...

http://picturegraphic.blogspot.com/

No te lo pierdas.
Los muertos de Jazztel