viernes, 2 de julio de 2010

Los nenes de papá se aburren



Leo en El Periódico de Catalunya que la Guardia Civil ha detenido a cuatro jóvenes que robaban con nocturnidad y alevosía en viviendas del los municipios madrileños de Majadahonda y Villanueva de la Cañada. Hasta aquí nada nuevo, en principio: desgraciadamente la delincuencia juvenil viene de lejos, y algunos agoreros a sueldo mercenario o por interés directo hace tiempo que anuncian que el paro y la crisis nos llenarán en breve de sucesos como éste.

Ocurre que el perfil de los cuatro jóvenes delincuentes corresponde no a hijos de familias desestructuradas o golpeadas por la crisis, sino a niñatos hijos de "familias bien", lo que en argot se llama en España "pijos" o "niños de papá". Ya hace algo más de un año, un numeroso rebaño de pijos se dedicaron a aterrorizar un municipio de los alrededores de Madrid por aquello de divertirse buscando "emociones fuertes", luego de haberse empapado en alcohol y drogas. Ahora resulta que en un paso más hacia el abismo, los niñatos de la noticia de El Periódico practican la violación de viviendas y robo a domicilio con ese mismo objetivo; al parecer han declarado que buscaban "nuevas sensaciones", aunque de paso revendían lo que robaban. La cosa es que o no habían encontrado esas sensaciones que les indicaran que seguían vivos o ya estaban enganchados completamente a ellas, porque a los cuatro pijos de marras se les imputan un total de 28 asaltos a domicilio.

Lamentablemente y a pesar de que el cuarteto protagonista de la noticia son todos mayores de edad, el diario no da sus identidades ni muestra sus caras. Francamente, me gustaría ver sus jetas de frente y de perfil en toda la prensa. Aunque sólo sea para imaginar las caras que pondrían sus papás y sus mamás -seguramente patriotas y cristianos, muy cristianos- al ver retratados a sus retoños como lo que son: unos vulgares delincuentes amén de unos tarados mentales.

En la imagen, grupo de pijos fotografiados haciendo el saludo fascista en el interior de la discoteca madrileña Look.

3 comentarios:

Lisístrata dijo...

Si fueran jóvenes procedentes de familias desescructuradas es posible que apareciesen sus identidades en los periódicos, al no ser así, los abogados de tales habrán hecho ya su trabajo para que todo quede en un susto para estos "angelitos" y sus familias bien.

En mi pueblo hay un refrán que dice:
CUANDO ER DEMONIO NO TIENE NA KASÉ, MATA MOSCAS CON EL RABO.

Pues eso.

marta dijo...

Lisístrata, me has recordado que eso me lo decía a mi mí tita Elisa cuando me ponía a enredar en sus cosas...

Por cierto, los pijos estos de la zona noroeste de Madrid llevan haciendo de las suyas ni se sabe, gracias entre otras cosas -además del dineral que les cuesta a sus padres los abogados citados- a la tolerancia general de autoridades, al consabido son cosas de la juventud, a un tipo de educación en la que importan mucho las formas, pero no el fondo, a qué no pasa nada que causemos estragos porque luego viene papá y lo paga, a que aunque de pequeños ya apunten maneras (me refiero a pequeños maltratadores de primaria) si sacan buenas notas se les encubre y aquí no pasa nada, porque dan prestigio al renombre del colegio por la calidad de su enseñanza...

Gloria dijo...

Me encantaría que don Antoñito Burgos hiciera una clásica columna de las suyas comentado la foto de marras.
Pero ya se sabe que el dinero, la Iglesia y los poderes fácticos van siempre de la mano.
¿Éstas son las familias de bien que han tomado las calles desde 2004?
¿Ésta es la derecha social de Jiménez Losantos?
Éstos también han estudiado con la LOGSE, LOCE o LOE. Supongo que será culpa de Zapatero que estos cachorros levanten el brazo.
Si se hubiesen fotografiado delante de un hacha y una serpiente ya estarían en la cárcel y los herederos del dictador (10'5 millones de españoles de bien) echando espumarajos por la boca.