jueves, 18 de febrero de 2010

El dedito de Aznar

Al gran Josemari de España y de Texas le han dado el día en la Universidad de Oviedo. El tipo llegó dispuesto a perpetrar uno de sus vómitos en forma de "konferencia", y se encontró de morros a cientos de estudiantes recordándole a grito pelado quien es: un fascista, un criminal de guerra y un palanganero de los neocons yankis.

Al Asombro de Valladolid no le gusta que le describan tan certeramente, y el hombre ha alzado un dedito en respuesta. Eso de levantar el dedo medio en señal de insulto es un gesto anglosajón desconocido en España hasta hace pocos años, igual que el gesto de llevarse la mano al corazón que algunos políticos derechistas españoles ( y unos cuantos nacionalistas catalanes) comenzaron a imitar lacayunamente durante el mandato del emperador George W. Bush. En España, existe de toda la vida el gesto insultante universal de hacer los cuernos con dos dedos. O todavía más castizo, el tradicional corte de mangas en sus dos versiones: fino (flexionando lentamente el brazo que se posa en el antebrazo) o a lo gañán (arreándose un manotazo en el susodicho antebrazo), una sola vez o repetido compulsivamente.

Así que ahí tenemos al Patriota de Patriotas, que incluso en los gestos insultantes clona los de su amo extranjero. Así es la extrema derecha española, servil e imitativa con sus dueños hasta traspasar todos los límites del ridículo.

6 comentarios:

Celemin dijo...

Las clases magistrales de democracia de este estúpido son así de claras: peinetas, bolígrafos en los escotes de las periodistas, vasos en alto con voz alcohólica, etc.

Todo un ejemplo a no seguir.

Salud, Joaquim

Lisístrata dijo...

pensando un apelativo q le venga bien al cabrito este, todos los q me sé en castellano le quedan cortos.

Anónimo dijo...

Pues a mí siempre me ha parecido que el gesto anglosajón, o usaniano, de llevarse la mano al corazón, no es tal: se la llevan a la cartera.
Los politicos catalanes, ya no lo sé.
luchino.

Malatesta dijo...

Hola Joaquim.

Hace ya demasiado tiempo que no se te vé por ancá Manolo. Y se te echa de menos, créeme.

En cuanto al enano genocida, -ya no presunto-, del labio leporino, habría que hacer lo posible para que fuese jusgado como el criminal de guerra que es. Pero creo que nos vamos a quedar con las ganas dado el grado de abyección en el que se encuentra la Justicia en estos tiempos.

Desgraciadamente, éste filibustero morirá tan tranquilo y puede que, posteriormente, sea juzgado y condenado. Algo así con Pinochet.

!Asco de Justicia, coño!.

antoñito dijo...

QUÉ GRANDE, JOAQUIM.

..... y yo prefiero el "gañan mode".

ximo dijo...

Existe otra versión del corte de mangas, esta más cursi i finolis. Me la contó en la Mili un teniente; después de atreverme a afearle el gesto de corte de mangas que hizo a otro recluta, este sí con el brazo, me dijo: " Si quieres lo hago asi ( juntó lenta i repetidamente por las yemas los dedos indice y pulgar ), que es lo mismo pero con spray.