lunes, 21 de septiembre de 2009

Más zapateristas que Zapatero


Las trincheras de papel y también las cibertrincheras vienen repletas estos días de ataques y contraataques centrados en torno a la labor del presidente Zapatero y su Gobierno, juzgada especialmente a la luz de su actuación en orden a afrontar la actual crisis económica. Las posiciones son varias, como no podía ser menos: la derecha exige su dimisión para ayer, la izquierda zapateril ensalza sus supuestos logros hasta el ridículo y más allá, y la izquierda crítica le reprocha la falta de políticas no ya de izquierdas sino simplemente coherentes e hilvanadas.

Que el Gobierno Zapatero va dando palos de ciego en materia económica -y en bastantes otros terrenos- es un secreto a voces, no un invento de El País, periódico que al parecer se ha convertido ahora en la bicha del zapaterismo ortodoxo. Ocurre que una gran parte de los integrantes del actual Gobierno español carecen de formación, experiencia y categoría política no ya para ser ministro sino incluso para presidir un ayuntamiento mediano. Los técnicos cualificados (Solbes, Sevilla, Vegara...) huyen por piernas de este desmadre cuya divisa es la improvisación; en afortunada frase de Josep Ramoneda, el gobierno Zapatero "cada día viste al muñeco" de un modo diferente.

Y no sólo huyen los técnicos económicos, también en otras áreas básicas hay nombres de prestigio que pasaron por el equipo Zapatero y han salido pitando (César Antonio Molina, Soria, Cabrera...). Alrededor de Zapatero, apretaditas a su calorcillo, queda el coro de sirenas promocionadas desde la nada por el presidente del Gobierno y secretario general del partido, gentes por tanto que morirán políticamente con Zapatero, y algunos veteranos y capaces ministros que seguramente no tardarán en abandonarle o en ser apeados de sus cargos (Rubalcaba, Fernández de la Vega, Salgado, Espinosa y algún otro: los que aguantan sobre sus hombros todo el peso del tinglado gubernamental).

La chistera de Zapatero se ha secado. Ya no hay nada mágico en este señor que en realidad poco engañaba desde el principio, cuando en el año 2000 bautizó a su fronda en el PSOE como "Tercera Vía". Nada original denominación, calcada literalmente de la que años atrás usó Tony Blair para proveerse de un supuesto paraguas ideológico en el que fundamentar su aceptación de un "thatcherismo con rostro humano": social-liberalismo en lo político, buenismo teresiano en lo social y neoliberalismo con mercromina en lo económico, han sido y son los ejes de las políticas de Zapatero, junto a una enorme mixtificación fruto quizá más de la ignorancia que de la mala fé, como es llamar "políticas sociales" a lo que no es sino la extensión a algunas minorías -las más activas en las clases medias emergentes- de ciertos derechos que hasta ahora se les habían negado. Pero políticas sociales, es decir políticas que comporten transformaciones sociales y económicas irreversibles, ni una sola en cinco años.

El desencanto es pues, grande. Y ya no vale el sobado argumento de que si no está Zapatero vendrá el coco, es decir volverá el PP: dicho con sarcasmo, de seguir así no será necesario que vuelva el PP. En todo caso, el modo de gobernar de Zapatero es la mejor manera de allanar el camino para que el PP regrese al poder, incluso antes de que expire el actual mandato.

Ocurre que la nueva fronda zapaterista -que es evidente, trasciende los límites del partido socialista- se ha lanzado a la Cruzada en defensa de... no se sabe bien qué, salvo la persona y la continuidad de Zapatero. Pero ¿para qué? ¿Sólo para que no vuelva el PP? ¿para hacer una política distinta, que de salidas por la izquierda a la crisis? ¿para afrontar de una vez problemas como la laicidad del Estado, el papel del Ejército, la intervención pública en la vida económica del país, la defensa a muerte de la calidad y la extensión de los servicios públicos? Me temo que no van por ahí los tiros. Es sabido que para los social-liberales, el mercado lo es todo. Y ya hemos visto recientemente de lo que es capaz el famoso "mercado" y las manos criminales que lo mecen: tras cada financiero, un estafador, tras cada empresario, un ladrón.

Ante este panorama, ¿querrá Zapatero por voluntad propia seguir cabalgando el tigre indefinidamente, o es empujado a ello por quienes como decía antes saben que morirán políticamente -algunos, también económicamente- con él?. Demasiados intereses, demasiados aduladores, demasiados ansiosos de que todo continúe igual que hasta ahora, cada día un paso más cerca del despeñadero económico y de una nueva mayoría absoluta del PP; suma de situaciones que seguramente el país no podría resistir intacto. Hoy con todo, el problema no es el PP sino aquellos que siendo por interés más papistas que el Papa, le llenan de alabanzas la oreja a quien debería ser más consciente de sus múltiples limitaciones y sobre todo, tendría que empezar a demostrar que es realmente de izquierdas y no un trasunto mesetario de Tony Blair.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Has explicado a la perfección el gobierno de Zapatero.

Creo que en esta nueva legislatura la cosa ha ido a peor. Los que le rodean sobre todo la Pajín, a mi me ponen de los nervios. Tiene gente buena como Rubalcaba, Gabilondo (cultura)y algún otro, pero el resto es una pandilla de ineptos y estúpidos aduladores, que lo único que les interesa son sus puestos.

No se que es lo que vamos a votar en la próxima convocatoria electoral.

Nos caerá de nuevo el PP ¡¡Qué horror!!. Pero es que la diferencia en política es mínima entre el actual PSOE y el PP., como tu muy bien señalas.

Creo que lo único que va a quedar del paso de Zapatero, irreversible, como Presidente y que merezca la pena, va a ser la Ley de la Dependencia y aún ésta está tardando mucho en llevarse a la práctica.

Es muy decepcionante y triste, una vez mas nos habiamos ilusionado creyendo en un cambio real, y ¡vaya cambio! que nos encontramos.

Yo estoy de acuerdo con lo que dice Gabilondo en la cuatro.

Un Abrazo
Marian

Sergio dijo...

Cierto es que el entorno de Zapatero tiene personajes lamentables, que su elección de mujeres es fatal (solo Carmen Chacon parece hacer las cosas correctas después de algún que otro patinazo, que no ha subido el impuesto a la renta, que ha suprimido el impuesto al patrimonio (inédito, seguramente, en un partido socialista), que prefiere recaudar a través de impuestos indirectos no proporcionales que por impuestos directos proporcionales y progresivos.

Pero así fue siempre, según recuerdo, exceptuando en lo de las mujeres de lo que nos dimos cuenta en su nueva legislatura.

Claro, en temporadas de riqueza esto no se nota, todos con trabajo, todos consumiendo y tomando créditos, pero en épocas de escasez hasta la más pequeña peseta cuenta y la venda parece caer de los ojos.

Pero en realidad Zapatero siempre había sido un socialista light.


La cosa empeora no por la aparente incapacidad de su entorno para hacer cosas que sirvan de algo, sino porque esa inutilidad NO es aparente, su entorno se demuestra inútil a lo bestia y eso le pasa factura a quien los protege. Desde el "miembros y miembras", Gonzalez Sinde, las declaraciones de la Pajín que aunque ella pretenda halagar al presi en realidad lo torpedea, los problemas de Chávez y los subsidios, Zapatero solo puede contar efectivamente con los veteranos De la Vega y Rubacalcaba y poco más.

Sumemos pues, lo de la TDT. La empresa dueña de varios e importantes medios de comunicación se cabrea con él y en lugar de seguir disfrazando o justificando o haciendocomprender los errores de don Zapatero le tira piedras, esto es, comienza a criticarlo y esto, quiérase o no, produce ondas y estas ondas no se empequeñecen, se agigantan.

Lo que debería hacer Zapatero no es cosa del otro mundo, el problema es que no se anima a tomar las medidas necesarias.

Por su parte el PP se calla lo de las escuchas, trata de dar una imagen de oposición responsable, trata de disimular la corrupción interna, y se posiciona para ser la opción de la nueva década.

Pero el PP es más de lo mismo, seguirá mejorando las cosas para las empresas y la clase pudiente pero NO para el que trabaja. Cerrará las puertas a la imigraciuón y tomará medidas similares a las que se han tomado en Italia y, si tiene mayoría, tratará de derogar esas leyes pro-abortistas y pro-gays que tanto le molestan.

Salvados estamos.

Me he excedido demasiado con este comentario, espero me disculpés.

Un abrazo.

Joaquin dijo...

Lo que pasa, lamentablemente, es que todo lo que digas puede ser utilizado en tu contra.
Y por ello, por el que dirán, como lo utilizarán, son de los mios, no sere yo el que les de carnaza.....pero que no sabemos a donde vamos, está más claro que el agua.
¿Cómo es posible que personas como Aído y Sinde en el gobierno y Pajín en el partido, hayan llegado donde han llegado?
Aún aceptando la cuota de mujeres, francamente, me niego a pensar que en el PSOE no haya donde elegir, incluso fuera, porque para buscar fuera del partido según que ministra.....
Y no nos engañemos, Rodriguez Zapatero lo que se dice un hombre de estado, no es.

Juan dijo...

Mira por dónde, después de retirarme de comentar de los blogs y de post y post en constante armononía con lo que dices y explicas, en éste estoy radicalemente en contra de lo expuesto, por una razón muy sencilla: porque aún llevando parte de razón en el razonamiento, este hombre que no es hombre de estado, según usted, ha llevado a cabo las políticas más de izquierdas de toda la democracia, aún con sus claroscuros: "Derecho Internacional, tibia Ley de Memoria Histórica, No revisión del Concordato, Ley de Extranjería". Siento discrepar de usted, siempre no se puede estar de acuerdo. Y sí, no me da miedo ni rubor en proclamar que ni soy soy socialista ni he votado a Zapatero en ninguna de las dos elecciones que ganó pero sí, soy zapaterista. Término que en el orbe intelectualoide empieza a aparecer como peyorativo.

Anónimo dijo...

Eso de ser zapaterista y no votar a Zapatero, no lo entiendo. ¿Cacao mental?.

Marian

Joaquin dijo...

Juán, soy de los imbeciles que siempre he antepuesto el bien general, las políticas que favorecen a los debiles, a los desprotegidos, la redistribución de la riqueza etc ( lo que entendía por ser de izquieras, vamos ),pero ha llegado el momento en que uno se mira a si mismo y piensa: coño, pero si a mis 50 años y trabajando des de los catorce nunca he podido disfrutar de un mes de vacaciones, solo en una ocasión he estado 15 dias fuera de casa,nunca he protestado porque con mis mil Euros tuviera que pagar los libros de texto de mis hijos, pensando que era un dinero bien empleado, no he podido ir al cine como me hubiera gustado, ni a cenar fuera de casa..... ¿que han hecho " los mios " para subsanar esto?, entre otras cosas dar 400 euros ( que ahora quitarán )de manera universal y lineal a los que les sobra y a los que les hace falta, con el escandaloso y repugnante agravante que a los que la deucción por IRPF no les llegó a los 200 €, todavía lo estamos esperando. Pena y tristeza es lo que siento.

Joaquim dijo...

Marian, Sergio y mi tocayo Joaquín: coincido en que gran parte de responsabilidad en lo que está ocurriendo corresponde al entorno -y no sólo político- de Zapatero. Pero es el secretario general del partido quie elige a sus colaboradores y el presidente del Gobierno quien elige a sus ministros.

Juan: todas las "políticas" a las que alude siempre se han quedado paticortas, y sólo han servido para extender la frustración entre sus promotores.

El mejor ejemplo -o peor, en realidad- es la Ley de Memoria Histórica, verdadero parto de los montes que lejos de resolver un problema de justicia con siete décadas de antigüedad, ha contribuido a exasperarlo y a ofender de nuevo la memoria de las víctimas del franquismo.

Gracias a esta ley demediada, un idiota con mando en la burocracia del gobierno de Aragón ha podido amenazar por carta con una sanción de decenas de miles de euros a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) por abrir una fosa de asesinados por el franquismo en Calatayud, cuando la ARMH contaba incluso con la autorización de la propiedad, el propio Ayuntamiento de Calatayud. Es sólo un ejemplo entre mil.

Un saludo cordial para todos.

Sergio dijo...

Joaquim: Pensé que así lo había expresado en mi comentario, la responsabilidad en la elección de sus adláteres es ni más ni menos que del Jefe.

Sin embargo, lo que intenté explicar es que los defectos de liderazgo y de gestión que se desvanecen en ápoca de abundancia resaltan, por el contrario, en épocas de escasez.

Un abrazo.

Juan dijo...

¿Cacao mental? Probablemente. Pero aún no he dicho yo lo que me parece las mentes de los que por aquí comentan ¿o son, acaso , éstas tremendamente lúcidas?
Señora Marian: No voto Zapatero porque no estoy de acuerdo con la visión de la sociedad del Partido Socialista Obrero Español y soy zapaterista por aquello de estar con los más débiles. Creo que es el Presidente de Gobierno más atacado desde diestra y siniestra de la historia de la democracia sin haber llegado a hacer barbaridades como las de González y Aznar. Que todas sus iniciativas se han quedado paticortas, probablemente, que en mi opinión, ha hecho la labor más de izquierdas de la democracia, seguro (y ojo que he escrito en mi opinión, seguro que para las mentes preclaras de este foro no es así y me parece fenomenal). Como ve, señora Marian, todos mis respetos hacia usted y hacia los homónimos del padre de la virgen María.