martes, 7 de julio de 2009

Ryanair, el rey de los vuelos-basura


En el diario francés Le Figaro comentan hoy que la aerolínea de vuelos-basura Ryanair ha tenido la genial idea de plantearse ofrecer pasajes de pie en sus aviones a precios más baratos que los que dan derecho a asiento. El lema de Ryanair sobre el que pivota esta iniciativa es "Si se viaja de pie en autobús ¿por qué no en Airbus?"; un prodigio de creatividad, como pueden ver.

Hace tiempo que Ryanair es conocida por iniciativas promocionales tan estúpidas y al parecer, tan efectivas publicitariamente como ésta. Probablemente estemos ante una más calculada como mera campaña publicitaria, pues resulta más que dudoso que los organismos internacionales que regulan y controlan la navegación aérea permitan una cosa así, y ello por estrictas razones de seguridad además de las obvias que tienen que ver con el trato digno que deberían recibir los clientes de una compañía aérea, incluida Ryanair.

En cualquier caso, no les quepa duda de que si hubiera la más mínima posibilidad de que se llevara a cabo esa idea/alucinación de hacer viajar de pie a los pasajeros de un avión, los tiburones que se lucran con las empresas de vuelos-basura se iban a poner las botas estabulando a sus clientes como ganado llevado al matadero. Hoy día cuando tomas un vuelo aunque sea en una compañía de bandera, a lo único que realmente tienes derecho es a que te lleven al aeropuerto de destino en un tiempo que más o menos esté relacionado con el horario que contrataste y sin que se estrelle el avión en el que viajas. La maximización de beneficios hace que la inmensa mayoría de compañías aéreas te nieguen hasta un vaso de agua o que lo cobren aparte, como si no lo hubieras pagado con creces al abonar el billete.

A todo eso lo llaman "libertad de mercado", esa paparrucha ideológica que pretende justificar el saqueo del bolsillo ajeno a cambio de nada, y que constituye el fundamento del ultraliberalismo económico. El resultado es lógicamente un servicio cada vez más degradado y antipático y un incremento exponencial de las incidencias en los vuelos, desde el simple fallo mecánico hasta el accidente con hecatombe de pasajeros incluida. Ocurre que las compañías "ahorran" hasta en las sonrisas del personal de a bordo; sino recuerdo mal, Ryanair misma proponía no hace mucho cobrar por el uso de los WC de a bordo.

Todo esto pinta muy mal y huele peor. Habrá que ver donde termina esta loca carrera entre aerolíneas por aumentar beneficios a costa de lo que sea.

2 comentarios:

Sergio G. Rabadá dijo...

Es lo normal, lamentablemente. Una vez la empresa privada consigue beneficios busca "maximizarlos" y la mejor manera de "maximizarlos" es recortando los servicios que ofrecía originalmente, bajo pretextos varios, o aumentando los precios (bajar costos o aumentar precio de venta, ambas medidas aumentan el margen)para, de esa forma, aumentar sus ganancias sin necesidad de realizar "molestas" inversiones en infraestructura.

Y eso se ve no solo en Ryanair, sino también en los sistemas de salud privados, la televisión, etc.

Las empresas privadas del área de la salud suelen abreviar el tiempo de recuperación del paciente para tener una mayor rotación de camas, suelen no reconocer el material descartable, los seguros de salud privados, por su parte, no te reconocen enfermedades pre-existentes, cosa de la que no te informan cuando te convencen para que te cambies de compañía o renovés una póliza.

La TV, por su parte y gracias a la TDT, ofrecerá ahora la posibilidad de que "customerices" tu programación si te alcanza el dinero o te conformés con lo que hay si no es así. Los partidos de fútbol que hace unos veinte años se emitían gratis pasarán a ser de pago, así como cualquier evento deportivo y quien tenga fondos suficientes tendrá su programación a la carta y el que no deberá ver los partidos en diferido, si es que los pasan.

Cada vez más los derechos de los consumidores se ven recortados en pro de los beneficios de las empresas, poco falta para que esto llegue a internet y el acceso a determinadas páginas o redes tengan que ser "comprados" a los amables proveedores. Esto que muchos de nosotros nos parece increíble es, simplemente, traspolar la experiencia televisiva a la red.

Pero claro, la empresa privada nos provee trabajo, crea empleos, fomenta la plena ocupación, y eso facilita a todos los gobiernos de turno ceder ante el chantaje guardando las formas y los papeles.

Un abrazo.

Joaquim dijo...

Efectivamente, Sergio, primero crean la necesidad y luego te obligan a pagar por ella. Es exactamente la misma t'actica de quienes distribuyen drogas duras de modo gratuito entre una clientela potencial, a la que una vez enganchada cobran lo que quieran por venderles porquerias. Son las l'ogicas del mercado, ni m'as ni menos.

Un abrazo.